Se ha producido un error en este gadget.

Translate

lunes, 24 de enero de 2011

Salud, dinero y amor, amor, amor

(Texto publicado en Victoria Rolanda el 03 de enero de 2011)

Mientras tragás una pasa de uva por cada mes del año y te acomodás la tanga rosa regalo de tu tía abuela te das cuenta que de la lista de objetivos a alcanzar en el 2011 casi el cien por ciento de los deseos rondan en lo mismo: Conseguir un novio cueste lo que cueste. Si no te alcanzaron casi treinta años, ¿te alcanzarán los próximos 365 días?

Últimos minutos del viejo año. En el living comedor, tu abuela te convida de su sidra sin alcohol recomendándotela para el reuma y tu tío viudo amordaza las fauces de la hereje de su novia que se devora el turrón de ostia sin haberse confesado. Justo pegada al lado tuyo y abrazada al gato, tu tía solterona no para de repetirle a tu otro yo -que es el único que todavía la escucha- que ella era igual que vos a tu edad, o sea, sola pero con treinta años menos. ¿Hace falta que otra vez te ponga delante el maldito espejo que venís esquivando cada vez que te la encontrás? ¿No se da cuenta que tener pareja es el único objetivo pendiente del 2010 y de hace varios balances anuales anteriores?
Aunque parece que el último grito de la moda es estar sola por elección vos preferís hacer oídos sordos y seguir eligiendo la opción de que la vida es mejor acompañada.

Segundos antes de las doce, la fotocopia de tu lista de objetivos a cumplir se completa con un identikit pormenorizado de tu príncipe azul, ese que seguramente, antes de probarte el zapatito de cristal, te va a hacer padecer como un ogro: simpático y alegre, muy inteligente y con sentido del humor; que sea muy sociable para caerle bien a tus viejos, amigos, compañeros de trabajo, diariero y verdulero amigo; que en lo posible cocine mejor que vos o como mínimo que cocine; que tenga un titulo terciario o que sea el mejor calificado de la universidad de la vida; que no escuche fútbol los domingos ni te despierte con el zumbido del TC 2000; que sepa que el tamaño de la lágrima que te provoca el cine no es el mismo que el que provoca ver la peli en dvd; que de ser posible no te acompañe a ir de shopping y que si lo hace se saque la careta de embole que es la que se puso tu viejo durante toda tu adolescencia; que solo dependa de su madre para llevarse los domingos las berenjenas en escabeche que le salen tan ricas y que no siga la prehistórica doctrina de su viejo fiel creyente de que la mujer solo nació para ser madre.
La lista se completa con algunos “insignificantes” puntos relacionados con la apariencia física: que sea alto y buen mozo; morocho de ojos claros; no te digo que se vista a la moda pero que por lo menos evite los shorts de poliéster con náuticos y soquetes y –y estabas olvidando- que no tenga otro vicio mas que el fulbacho con los pibes una día que no interfiera con tus planes de pareja. En fin, un pedido nada extravagante.

Las doce. Con la mano acalambrada, le pones el punto final a tu lista. Tomás la copa de champagne que para esta altura esta caliente como negra en baile, cerrás los ojos fuertes -casi al punto de corrimiento de rimel- y visualizas al hombre de tu vida montado en un corcel blanco en el living comedor de tu casa tildando con verdadero o falso el pergamino de atributos que le exigís. Hasta que justo en el momento en que esta emprendiendo la retirada descalificado por mayoría de respuestas falsas, mirás a tu tía – que eligió estar sola aunque ella se lo atribuya al destino- y ahí nomás lo frenas parándote delante del corcel y le propones eliminar algunas exigencias de la lista porque esta vez los 365 días del 2011 te tienen que alcanzar para que en el próximo año solo tengas que pedir salud, dinero y amor pero para el resto de la humanidad.

7 comentarios:

  1. Cada vez mejor! Me estoy poniendo al día! Te adoro negrota! Y.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!! hace mucho que no me leias!!! que bueno que volviste!!!! Gracias!!!! te quiero tambien.

    ResponderEliminar
  3. Hola Barbara. Tal como dice Y. Cada vez escribís mejor. Quisiera contactarme contigo para hacerte una propuesta para publicar tus historias. Te mando mis datos a tu mail.Gracias

    ResponderEliminar
  4. Me gusto mucho!!!
    Buena reseña de finales ppios de año y EL deseo de cada año! genial!!

    ResponderEliminar

Dejá tu comentario que será respondido a la brevedad.