Se ha producido un error en este gadget.

Translate

miércoles, 10 de febrero de 2010

Manual del uso de un Sex Buddy

A pocos días de festejar el día de San Valentín me pregunto si a un Sex Buddy debe regalársele todas esas cursilerías baratas tipo flores muertas, bombones vencidos en pleno verano o tarjetas musicales con Cariñositos cantando desafinadamente All you need is love que solo sirven para demostrar que tu novio solo piensa en vos un solo día al año. Si, suena duro nena pero es la verdad, de 365 días que generalmente dura un año solo piensa en vos un día y encima un 14 de febrero que no le podes contar a tus amigas del hermoso gesto que tuvo porque están todas de vacaciones en la playa recibiendo los mismos regalos que vos pero con apliques de caracoles.

Para saber si un Sex Buddy se merece esto primero debemos saber el significado del termino y eso es lo que hoy nos convoca.

Si analizamos la composición de la palabra deducimos que Sex es sexo en inglés (más vale que sobre información y que no falte decía mi abuela mientras me contaba por enésima vez la venida del Nono de Italia) y suponemos que todos sabemos de que hablamos cuando decimos sexo. En realidad hay quienes no pero eso es tema para otro post.
Buddy es, en inglés, compañero, amigo.
O sea, un Sex Buddy es básicamente un compañero de aventura sexual que esta de acuerdo con vos en que lo que están por comenzar es una relación sin vinculo sentimental y sin expectativas de formalizar posteriormente.
Se diferencia de una relación casual o de una noche porque en general hay una seguidillas de encuentros del tercer, cuarto tipo con quintos elementos y sextos sentidos pero, atención, no vale engancharse con el susodicho y para eso te dejo mi legado: un decálogo de ítems a seguir para que tengas noches felices con tu Sex Buddy de turno y salgas ilesa de este tipo de relación sin demasiada relación:

1. Claridad en el pacto que antecede al sex

El planteo seria algo así: mira, te quiero decir algo, hoy tenemos sexo, si sale todo bien, dentro de unos días nos podemos mensajear para ver si da volvernos a dar. Si por algún motivo, que ni quisiera me quiero imaginar ahora, lo de hoy no funciona, ni sueñes que mañana te voy a llamar, ni mucho menos que voy a contestar ningún mensaje de texto enviando para ver que onda, en que nos quedamos la ultima noche, etc. Olvidate.
Suena duro pero ya lo dijo mi tía Cata -una tía muy moderna por cierto- a buen Sex Buddy muchas palabras.

2. Adentro de la habitación todo vale porque mañana si te he visto no me acuerdo.

Es totalmente válido todo aquello que no implementaste con tu ex pero que te morías por hacerlo: uso de disfraces diversos, látigos, mancuernas de medio kilo, 10 repeticiones de 20, flexiones de piernas, salto del tigre, salto en garrocha (si tu Sex Buddy responde al termino garrocha, se generosa y compartí el celu con tantas chicas que no pueden decir los mismo de sus chongos), juguetes sexuales varios tipo el Playmobil striper o el Playmobil taxi boy, ejemplares que existen y que los podes identificar porque son como minis Richy Fort pero en versión macho, en fin es válido el uso de todos aquellos utensilios que siempre viste en las pornos por vhs y que nunca los tuviste ao vivo. Eso si, nada de fotos ni videos, porque no esta bueno aparecer en You Tube con un mini Fort en las partes.

3. En este hotel no existe el pernocte. No insista

“Te llamo un taxi” es la frase menos original pero mas acertada en estas ocasiones. No podes amanecer con un Sex Buddy en tu cama. Porque claramente no puede verte en condiciones naturales a vos y menos vos querés verlo en condiciones naturales a él. Porque, aparte de todo eso, imaginate que si por la mañana resulta que es un súper copado, que no te habla al menos que vos le hables, te prepara el desayuno tal como te gusta y encima su aliento es súper fresco. Claramente empieza a calificar para un tipo de relación diferente y el barco puede comenzar a virar hacia mares que no queremos navegar. Así que siempre es bueno tener un taxi amigo que no es lo mismo que un taxi Buddy, que eyecte al susodicho de tu casa y que lo devuelva a su origen que es donde ahí debe quedarse aunque piense que vos sos su destino.

4. Yo con todos, yo con vos, yo por arriba yo por abajo.

Nunca, escuchen bien, nunca debemos tener un solo ejemplar de Sex Buddy, no debemos otorgarle la exclusividad y mucho menos debe saberlo. Sobre todo lo digo por vos, nena, que se que te resulta difícil encontrar un chongo, imaginate encontrar a dos y encima al mismo tiempo, pero te digo que es sano porque sino todos tus litros de libido -no se porque la libido me la imagino como liquido- apuntan solo a él y mañana si no te llama vas a estar caminando por las paredes hasta que lo haga o lo que es peor, lo vas a llamar vos con reclamos que él no tiene porque contestar, es mas no va a contestar nunca, lisa y llanamente.

5. Hablando de Roma, un reclamo se asoma.

Nada de cuestionar que porque no me llamaste para ir a ver Avatar en 3D con lo que me gusta ir al cine en pareja y comer juntos esos sabrosos pochoclos gigantes súper ruidosos -hablando de este tipo de comportamientos me pregunto porque no se irán a comer a otro lado, no saben que el cine es para ver películas, no para cenar. Además parece que lo hacen a propósito justo cuando se va a develar que el mayordomo es el asesino, meten la mano en el balde y revuelven para encontrar el pochoclo más grande. ¡Por dios!- y menos aún, nada preguntar quien es esa minita que comentó “Me Gusta” debajo de la tu foto en donde estas adorablemente ensungado.
No, decididamente, no es una relación para hacer planteos y no se los permitas a él tampoco. Es mas, si otro chongo te agrega como seguidor en Twitter, él se la tiene que bancar y sino que se vaya a cantar a Gardel -que Dios lo mantenga en la gloria y le conserve la gola-.

6.Sex Schedule (calendario, agenda, programa)

Es muy útil llevar una agenda de visitas. Así como llevás una agenda de cuando te vino, bueno, igual, llevás otra para organizar cuando viene él.
Dentro de lo posible se pacta de antemano una cantidad de visitas por semana que pueden rondar entre un encuentro o dos como mucho, siempre con uno o dos días entre medio para descansar si el susodicho es muy vigoroso y te deja de cama -cosa que él nuca debe saber-.

7. Nunca esperar un mensaje de voz, de SMS, de MSN

A menos que te llegue un mensaje de SEX S.O.S que será al único que responderás inmediatamente porque en este tipo de relaciones no importa el que dirá porque simplemente no te interesa.

8. Bueyes perdidos

Entre sábanas solo charlar de cosas sin importancia. Cuanto menos información personal tengamos mas fácil será cortar el vinculo en el futuro inmediato (“cortar el vinculo” suena de diván, ¿no?).
Para ser mas gráfica: ¿Te acordás cuando le ponías nombre a tu conejo, te encariñabas y luego te dabas cuenta que era la cena de fin de año y desde el plato te decía: ¨por favor no me comas soy Bugs Bunny, tu conejo muerto?¨ Bueno lo mismo pasa acá, cuanto menos sepamos del otro menos nos va a doler la muerte del vinculo (no puedo evitar pensar en mi psicóloga cuando menciono esta palabra).
Te dejo algunos temas para charlar: que bueno que esta el programa de Roquefort, le quisiera golpear los abdominales de titanio que se implantó para escuchar como suenan, esta cada vez mas parecido a Robocop o Donald debería dejar de cantar Las olas y el viento en el programa de verano de la Legrand, es mas, debería dejar de cantarla o ¿así que Pablo rompió con Mara? yo sabia que esa relación no iba a funcionar los dos son muy liberales sexualmente hablando.

9. Nunca pierdas de vista el norte de la relación. Es mentira que “para enamorarse bien hay venir al sur”, si, es la canción de Rafaela Carrá, no se que tiene que ver pero habla de puntos cardinales y creo fervientemente que si existe el amor para siempre, permitanme la licencia para dudar, primero te encuentra él a vos y puede hacerlo en cualquiera de los cuatro puntos cardinales indistintamente. Dicho esto, sigamos:

Si te estás enganchando, tené en cuenta que él puede ser un inmaduro incapaz de llevar la relación a otro plano que no sea el sexual, así es que en cuanto sientas que vos necesitas mas de lo que él puede darte que se tome el buque y lo despedirás sin pañuelo ni llantos no importa cuan bueno haya sido el sexo con él (eso si, acordate ser generosa con las colegas de género y pasá el celu, no te olvides).

10. Atenção (atensao)

Tené en cuenta que llevar adelante una relación con un Sex Buddy no es moco de pavo (aunque hay cada mocoso que no es ningún pavo y bien podría ser un Buddy perfecto) y hay que estar alerta para no caer en la trampa de tu propio corazón que quizás este buscando otros fines sin pensar en los medios.
En este caso, tomate un café con él, si, de tu corazón hablo y dejale en claro que vas a seguir comiendo mandarinas mientras siguen buscando la media naranja.

Y decididamente, nena, a tener sexo con el compañero que elijas a no regalarle nada para el día de los enamorados porque básicamente no lo están y a promover con orgullo y entre todos el Día del Sex Buddy, día que será festejado por la mayoría de nosotros con regalos mucho mas copados que los que estoy harta de ver en las vidrieras de los todox2pesos.