Se ha producido un error en este gadget.

Translate

jueves, 2 de septiembre de 2010

No soy yo, sos vos

Aunque viste diez veces El Secreto, leíste cuanto manual de metafísica había en la biblioteca de tu vieja y eras fiel practicante del pensamiento claro y actitud positiva, hoy no crees en nada. Y esta vez no sos vos, fue él.

A días de haber terminado una relación que ni siquiera empezó –y no solo es un juego de palabras- preferís creer, y hasta por ahí nomás, en la Santísima Trinidad: Superman, Batman y la Mujer Maravilla, aunque pensándolo bien – y no es por despecho, que quede clarísimo- mas en esta última que en los primeros.

Superman. Si antes te parecía un churro tremendo, con un porte de telenovela, hoy su rulo te parece más deprimente que el de Riverito. Un tipo con baja autoestima y fobia a la criptonita que necesitaba destacarse del resto buscando su aprobación salvando vidas por ahí, evitando la muerte por doquier, en fin, yendo en contra de la Pacha Mama o del destino, inclusive de vos mismo: -Querido, el tren se quedó sin freno, ya recé cien padres nuestros, banqué al insoportable de mi marido por mas de treinta años, me gané el paraíso por lo menos por cinco reencarnaciones ¡si el tren se viene a pique, dejalo! ¿A vos que te molesta?.
Y así el señor Kent se pasó la vida creyendo que le hacia bien a la humanidad mientras a mi tía se le hinchaba la carótida gritando frente al televisor que el casamiento y la mortaja del cielo bajan, que no insista mas en alimentar su ego a costa de modificar el destino al resto de los mortales mientras yo gritaba a la par: ¡Superhéroes del mundo, no somos idiotas y sus enemigos tampoco! Los anteojos no son antifaces, o sea, vos te los pones y tu cara se ve, sos el mismo pero con anteojos. ¡Archienemigo entra en razón! el boludo cuatrojos es Superman, copate y atrapalo ahora que sin traje no tiene coraje ni para confesarle su amor a Luisa Lane.

De Batman siempre te fascinó la capacidad para acudir a la Bati-Señal sin chistar. Ya te gustaría ser el comisionado Fierro levantando el tubo rojo y que al instante aparezca tu héroe y sin cuestionamientos se ofrezca a hacer el bien sin mirar a quien. Pero hoy, piltrafa como estas, recordás que ese Bati-Seudo-Hombre, el héroe de tus tardes, era otro gil con problemas familiares, vengativo por donde lo mires, raro, muy raro. Con un mayordomo obsecuente y un Robin de lazarillo que no servían ni para hacerle entender que su problemita era la envidia, si, la envidia: porque el Pingüino, el Guazón y hasta el Rey Tut -el menos carismático de todos- tenían mucha más onda que él y que todos los súper héroes ocupas del Palacio de La Justicia, edificio que si hubiera tendido dirección legal en Buenos Aires, no hubiera quedado uno sin pasar por el diván de algún psicoanalista freudiano.

Hoy sentís que no crees en nada de lo que creías hasta hace media hora -antes que él galantemente y con un té de hiel de por medio- te dijera que no sos vos, que es él. Te lo dijo a vos que siempre quisiste ser una súper mujer, capaz de cambiarle la vida a cualquier Bati Seudo Hombre que te diera un mínimo de bola y así te fueron las cosas.
A vos, una Wonder Woman rioplantense, a la que ni la cintura de avispa le queda por la sobredosis de Marrocs que devoraste a modo de paliativo antidepresivo. Un vicio contraindicado por tu nutricionista que ya no sabe como decirte que la aguja de la balanza se aburrió de hacer pogo entre el cero y el cien.
Vos, un mujer no tan maravilla, con la innata capacidad de dar vueltas y convertirse en otra, para bien y para mal: un giro y sos una profesional ecológicamente responsable, otro giro y la verdad que te coparía jiponear en Capilla del Monte y hacerle dedo a un Ovni que vaya para El Bolsón; te morís por una porción de fritas pero si el delivery de la heladería te trae un cuarto de helado a las tres de la mañana tocas el cielo con las manos; te querés ir sola a Machu Pichu pero si es con un machu mejor; me gustas mucho, la verdad que sos el Bati Seudo Hombre de mi vida pero si pego otro giro, ya lo estoy pensando, en realidad tenes muchas cosas que no me copan demasiado, no sabes si vender estampitas en el tren o ser gerente de sucursal; te quiero pero si doy una vuelta mas, quizás me doy cuenta que te amo y no se como decírtelo.


Ah mira... así que no soy yo, sos vos. La verdad, ya no se en que creer, estoy mareada o no Lo único que te digo, antes de tomar el ultimo trago frío de hiel, es que si sabes como arrojar el trompo quizás, hasta no se caiga y quede haciendo bonitos giros por un buen rato. Salvo que vos, mi Marciano Favorito, te hayas perdido el yeite por haber estado embobado viendo a la blonda Mujer Biónica.

9 comentarios:

  1. Excelente
    Nos tenes acostumbrados a detalles que hacen a un mundo propio y nuestro a la vez.
    ironía, humor sarcástico, realismo y fantasía.
    Barbara una vez mas agradezco tus lineas.

    ResponderEliminar
  2. Soy yo una Wonder Woman?? jaja
    Por Dios, como me reí!!! GRACIAAAAASSS

    ResponderEliminar
  3. todas tenemos de ella, de nosotras y de una misma..... nada que agradecer... es todo un placer....

    ResponderEliminar
  4. Carlos y Maria Emilia3 de septiembre de 2010, 11:02

    Que bueno que hayas publicado en otra revista!! te felicitamos desde acá, Madrid, España.

    ResponderEliminar
  5. Amiga! una vez más me sorprendés con tan tremenda realidad...jaja, cuando llegará el día en que estos seres decidan si quieren seguir haciendo que salvan el mundo o aceptar su realidad: que ya se estan poniendo grandecitos y esto de jugar a ser superhéroes ya no les calza y SI! SON ELLOS! los que cada día se pierden la oportunidad de encontrarse con esa MUJER MARAVILLA que los espera a la vuelta de la esquina...
    besotes!!
    Den

    ResponderEliminar
  6. ya no quedan super heroes, ni super heroinas, se nos cayeron las mascaras hace rato... y eso es para brindar!!! Abrazo Den

    ResponderEliminar
  7. Como siempre, mas de nosotras y mas de ellos. Adoro en lo atenta observadora que te has convertido. Sigo tus post desde hace un año casi.
    Marilina. Mexico DF

    ResponderEliminar
  8. Jajaja. MUY bueno la verdad, así como otros también te comentaron, yo desde hace un tiempito vengo siguiendo tus posteos, pero bueno ahora que tengo blog te firmo (no soy de firmar con anónimos) ^^.

    Te mando un saludo!!!

    ResponderEliminar

Dejá tu comentario que será respondido a la brevedad.